La misión de la Iglesia es la misión de Cristo
  •  Proclamar las Buenas Nuevas del Reino de Dios
  •  Enseñar, bautizar y formar a nuevos creyentes.
  •  Responder a las necesidades humanas con amoroso servicio.
  •  Procurar la transformación de las estructuras sociales injustas.
  •  Luchar por salvaguardar la integridad de la creación y por el sostenimiento y la renovación de la vida en la tierra.

Reconocemos con gratitud que las Cinco Marcas (las “cinco marcas de la misión” tal como las elaboró el Consejo Consultivo Anglicano entre 1984 y 1990) han ganado una amplia aceptación entre los anglicanos, y le han dado a parroquias y diócesis en todo el mundo una “lista” para verificar las actividades de la misión.