Los jóvenes adultos (entre los 18 y los 30 años de edad),  aunque se agrupen juntos, con frecuencia se encuentran en diferentes etapas de sus vidas. Los hay casados, que viven en parejas, solteros, con hijos, divorciados y viudos. Salieron de la escuela secundaria e ingresaron en la fuerza laboral, en las fuerzas armadas o en la universidad. No todos los jóvenes adultos asisten a la universidad, aunque muchos lo intentarán, pero lo dejarán antes de graduarse. Participan del mundo, y muchos tienen opiniones muy definidas sobre la guerra, el medio ambiente y la Iglesia institucional.